7.12.05

Supervisión y coaching

Presidente. Asociación Española de Coaching y de Consultoria de Procesos.


Se puede afirmar que una de las tareas primordiales del proceso de coaching ejecutivo consiste en una supervisión del trabajo del cliente o coachee. Esta supervisión consiste en reflexionar conjuntamente sobre la tarea directiva, los estímulos y dificultades con que se encuentra el cliente, las acciones, pensamiento y emociones que intervienen tanto en la tarea estratégica- muchas compañías ya incluyen la visión estratégica entre las competencias esenciales que deben tener sus directivos- como en las relaciones con los demás a través de las conversaciones; y sus propios pensamientos que son conversaciones consigo mismo.

Si se acepta que buena parte del trabajo puede llamarse supervisión, enseguida tendremos que preguntarnos si el coach es omnipotente-no necesita supervisar su trabajo con nadie- o reconoce sus vulnerabilidades, las mismas sobre las que invita a reflexionar a sus clientes, y que debe gestionarlas supervisando él mismo su trabajo.

En este aspecto,la situación actual española es , hasta donde sé, bastante descorazonadora. Son muy pocos los coaches que reconocen la necesidad de supervisar su trabajo y efectivamente lo hacen: supervisar es la modalidad de formación contínua de nuestra profesión.

En algunos paises próximos a nosotros, alguna Asociación de Coaching exige a sus miembros esta supervisión. Y lo que es más importante, está dialogando, y convenciendo, a firmas de primer orden para que únicamente contraten coaches que acrediten que supervisan su trabajo. Entre ellas, puedo citar ABN AMRO,Aon Ltd,AXA , BT, BUPA( en España, Sanitas), Burberry, Deutsche Bank, Ernst & Young, HSBC, Merrill Lynch, Nestlé, Pearson, Pfizer y Schroders. Dentro de poco esta lista será mucho más extensa.

¿En qué consiste la supervisión?. Es una tarea formal en la que los coaches conversan regularmente sobre su trabajo con otro coach experto en supervisión, trabajando conjuntamente para asegurar y mejorar la eficacia del trabajo con los clientes. La agenda de la supervisión es el trabajo de coaching con los comentarios y feed-back del supervisor.También es un proceso de apoyo, una Super-Visión , para desarrollar la creatividad.

Por su propia naturaleza el coaching es muy exigente para los coaches que pueden implicarse demasiado con el cliente, ignorar algún punto importante, o tener pensamientos acerca de su incapacidad en determinados trabajos. Es difícil, por no decir imposible, ser objetivo hacia uno mismo como coach; por lo tanto resulta de gran valor tener la oportunidad de trabajar con confianza con una persona adecuada para el trabajo de supervisión..
En la supervisión, la principal tarea del supervisor es asegurar que el coach está proveyendo las auténticas necesidades del cliente al tiempo que hace un seguimiento de la relación entre ambos para maximizar la eficacia del trabajo.
En resumen las ventajas de la supervisión son

Protección
• Del cliente
• De la empresa que contrata
• Del propio coach
Desarrollo
• Oportunidad de hacer un seguimiento del trabajo con el cliente y desarrollar habilidades nuevas en un entorno protegido y seguro.
• Oportunidad de desarrollo del coach
Estándares éticos
• Asegurarse de que en el proceso de coaching se tienen en cuenta los aspectos éticos.

¿Nos pondremos pronto de acuerdo en España acerca de que las empresas clientes y las asociaciones sólo contraten/ acojan a quienes supervisen su trabajo?